Sería TAN diferente

Sería tan diferente si se acercaran desde la CURIOSIDAD de quien observa algo distinto y no desde la IMPOSICIÓN de lo que creen debe ser.
.
Como familias encarar las diferencias desde la curiosidad abre las perspectivas a herramientas útiles, a modelar empatía, a aprendizajes profundos, a respetar las diferencias.
.
Todo sería TAN diferente si en lugar de asumir que estamos equivocados o rotos preguntaran o al menos se preguntaran el para qué o el porqué de nuestras elecciones/diferencias. Y hacerlo sin sobresimplificar que es “por el autismo”
.
¿Y si en lugar de preguntar cómo hacer para que alguien hable le observas, preguntas o investigas de qué otras maneras puedes brindar alternativas de comunicación? (nota: todas las personas se comunican de una u otra forma)
.
¿Y si en lugar de reprimirnos/exigirnos/coaxionarnos/manipularnos/castigarnos para que no tengamos crisis nos pregunten o al menos se pregunten qué las desencadenan?
.
¿Y si en lugar de reprimirnos/exigirnos/coaxionarnos/manipularnos/castigarnos para que no aleteemos nos pregunten, o intenten aletear con nosotros para intuír, qué sentimos cuando aleteamos o para qué lo hacemos?
.
¿Y si en lugar de reprimirnos/exigirnos/coaxionarnos/manipularnos/castigarnos para que para que miremos a los ojos nos pregunten qué sentimos al mirar a los ojos y por qué nos incomoda? ¿O al menos traten de tener una conversación con alguien desconocido por cinco minutos sin desviar la mirada ni una vez para que tengan un atisbo de lo que sentimos?
.
¿Y si en lugar de reprimirnos/exigirnos/coaxionarnos/manipularnos/castigarnos para que estudiemos desde el silencio y la quietud busquen maneras creativas y divertidas de que APRENDAMOS desde el juego y el movimiento (que encima suele ser más natural para la mayoría de seres humanos) ?
.
¿Y si en lugar de reprimirnos/exigirnos/coaxionarnos/manipularnos/castigarnos para que nos aguantemos lo que sólo a autistas nos molesta presumes competencia y contemplas la altísima posibilidad de que la molestia sea enorme y hasta dolorosísima y complacerte significa maltratarnos?
.
¿Y si en lugar de enseñar “habilidades de juego” neurotípico permites juego libre, que alinear cosas no hace daño a nadie y sí podemos aprender un montón?
.
¿Y si en lugar de corregirnos una y otra vez sobre que se dice “persona con autismo” y no “autista” nos preguntas por qué preferimos “autista”?
.
Si sólo cambiara ESA actitud de suponer que sabes más que quienes vivimos el autismo en carne propia, la calidad de vida de muchas personas, incluyéndoles a ustedes, mejoraría enormemente.

[Descripción de la imagen : tres cuadros en la parte superior con fotos, a la izquierda a un ojo claro, en el centro una persona en pantalón, camisa afuera y cabello corto en un paisaje de bruma, a la derecha una mano que sostiene otra que lleva un anillo.
Bajo las imágenes del centro y derecha Texto en un cuadro color marrón claro: Sería tan diferente si se acercaran desde la CURIOSIDAD de quien observa algo distinto y no desde la IMPOSICIÓN de lo que creen debe ser.]

Tristeza…. Pureza….

Me siento triste…. Y estoy bien… No es como tantas veces que me preguntan ¿Cómo estás? Y respondo de boca para afuera “Bien” seguido con una aclaración de boca para adentro “…es un decir”.
Porque es tristeza pura… Tristeza del corazón, sin mente. No hay sufrimiento, sólo tristeza…
Tendría sufrimiento si creyera que las cosas deberían ser distintas…
Tendría sufrimiento si la culpa me habitara y pensara “debí haber hecho esto o aquello”.
Tendría sufrimiento si estuviera buscando explicación, sentido.
Tendría sufrimiento si necesitara buscar consuelo, si creyera que lo debo superar….
Y no…. No estoy sufriendo…. Estoy triste… Puramente triste… De esa tristeza que no se quita con racionalización. De esa tristeza que sólo se puede dejar estar…

Y algunos me tratan de explicar…
Y algunos me tratan de distraer…
Y algunos me tratan de consolar…

Y yo necesito mis lágrimas, necesito mi espacio, necesito mi duelo… Necesito estar con mi tristeza pura… Acompañarla… Acompañarme a mí en ella…

Por suerte muchos entienden… Y, como nunca, me he sentido acompañada… Lo agradezco profundamente…

Otros no entienden… Quieren que mi tristeza acabe… Los entiendo… Les agradezco la intención… Quieren que yo haga con mi tristeza lo que ellos hacen con su tristeza… Racionalizarla, distraerla, esconderla, odiarla, rechazarla, reprimirla… Es lo culturalmente aceptado con estas emociones incómodas… Es lo normal… Juzgar a la tristeza como la mala que hay que evitar… Es lo que esperan que yo haga…
Y mi tristeza no es mala… Mi tristeza no sufre… Mi tristeza es pura…
Aunque hay un deseo de que las cosas hubieran sido diferentes, no hay apego en ese deseo…
Hay aceptación de lo que pudo ser y no fue….
Hay aceptación de que en tantas cosas no tengo el control… Y está bien para mí que sea así….
Hay aceptación de que no entiendo todo… Y está bien para mí…
Hay aceptación de mi emoción pura como es…. Aceptación que esta emoción pueda quedarse para siempre… Y acompañar a otras tantas…

Y estoy triste, puramente triste…

Estoy triste, porque dos vidas, mis gemelos, llegaron a mí vientre por unas pocas semanas, y se fueron…

image